Digitalización de procesos y transformación digital: por qué son diferentes y qué deben saber las Pymes

Ambos conceptos tienen significados distintos y confundirlos podría conducir a decisiones estratégicas equivocadas. Qué deben saber las Pymes sobre transformación digital. Los casos del transporte de cargas, las fragancias cosméticas y la tokenización en el fútbol.

En estos tiempos donde la tecnología avanza a pasos agigantados, es común escuchar términos como “digitalización de procesos” o “transformación digital“. Y, aunque muchas veces se utilizan como sinónimos, en realidad representan conceptos distintos, con implicancias cruciales para las empresas y las Pymes. En ese sentido, aseguran los expertos, confundirlos podría conducir a malentendidos y, en el peor de los casos, a decisiones estratégicas equivocadas.

Transformación digital no es desarrollar una app, o tener presencia en redes, ni es digitalizar un proceso que viene del mundo físico, tampoco ‘despapelizar’. No es nada de eso. En todo caso, eso sí es la digitalización de algo”, afirmó Gastón Gugliotta, gerente General de Streambe.

“La transformación digital es mucho más profunda, es un cambio radical en la forma de hacer negocios”, explicó el especialista en soluciones tecnológicas para la mejora de procesos y la transformación digital de empresas.

A su vez, aclaró que “hoy en día, la transformación está estrechamente vinculada a la tecnología, pero no significa que deba adaptar mi negocio a una nueva tecnología; más bien, es al revés. El modelo de negocio es el que cambia, y la tecnología lo acompaña, siempre“.

La transformación digital en las Pymes

En ese sentido, las estadísticas respaldan la creciente relevancia de la transformación digital en el panorama empresarial. IDC señaló que la inversión directa en transformación digital alcanzará los USD 7 billones, con una tasa compuesta anual del 18%, hacia fines de 2023. Además, se prevé que el tamaño del mercado de transformación digital crezca a una tasa anual compuesta del 19,1%, alcanzando los USD 127.500 millones en 2026, según Markets and Markets.

El Foro Económico Mundial, en tanto, pronosticó que la transformación digital agregará USD 100 billones a la economía mundial para 2025.

El beneficio de la transformación digital, según Gugliotta, va más allá de los aspectos tangibles. “Es difícil hablar de beneficios, para mí es una necesidad imperiosa, producto de que, si no te transformas, quedas fuera de competencia”, aseguró.

Asimismo, dijo, con la velocidad de los cambios, los procesos de transformación digital que antes ocurrían cada década y ahora se suceden cada dos años, lo que subraya la urgencia y la constante evolución en el entorno empresarial.

Lo que se viene: la convergencia

En cuanto a las tendencias, desde Streambe observan la inminencia de una etapa de convergencia tecnológica.

“Estamos ingresando en una fase de convergencia de las tecnologías actuales. Aunque actualmente las percibimos como tendencias tecnológicas independientes, están comenzando a fusionarse”, apuntó Gugliotta. Y anticipó que “en los próximos años, veremos una convergencia que no implica la llegada de tecnologías completamente nuevas, sino la unificación de las existentes”.

Según Gugliotta, la convergencia tecnológica obligará a prestar una atención especial a aspectos cruciales como la privacidad y seguridad de la información. “El volumen de datos resultante de esta convergencia se ubicará en diversos entornos, lo que nos llevará a una mayor responsabilidad en el manejo de la privacidad y la seguridad de la información. Las empresas de seguridad informática jugarán un papel fundamental en este escenario”, puntualizó el especialista.

La transformación digital en el transporte de cargas

El Transporte Automotor de Carga (TAC) desempeña un papel significativo en Argentina y representa un impresionante 93% de la carga interurbana, superando a otros medios de transporte como el ferrocarril (4%) y la vía fluvial (3%), según datos proporcionados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Sin embargo, a pesar de su importancia, el TAC enfrenta desafíos considerables en términos de eficiencia y optimización. Uno de ellos es la vacancia: los camiones viajan vacíos el 50 o 60% de las veces, de acuerdo a la misma investigación del BID.

Otro factor que reduce la productividad del sector es la escasa incorporación de nuevas tecnologías en la gestión de la logística, es decir, una insuficiente digitalización.

“Elaboramos nuestro Índice de Digitalización del Transporte (IDT), creado a partir de una encuesta realizada a 335 empresas de transporte argentinas, de diferentes tamaños y ubicaciones en todo el país, y descubrimos que, en términos de transformación digital, solo un 5% de las compañías marca una diferencia significativa en eficiencia y seguridad operativa”, reconoció Diego Bertezzolo, CEO y cofundador de Avancargo.

Es decir, la mayoría de los transportistas aún combinan procesos manuales con niveles básicos de digitalización. Además, convive con otro problema significativo: la abrumadora “papelización” de la industria.

Al respecto, sostuvo Bertezzolo, “la digitalización es simplificación. Entendemos la transformación digital como un medio para simplificar procesos en toda la cadena logística. Y, por eso, tenemos el propósito de hacer más eficiente la logística a través de la tecnología en todos sus niveles y con un objetivo de impacto económico, social y medioambiental”.

Desarrollar el canal B2C para llegar a emprendedores

Otro caso es el de Citratus, una empresa familiar dedicada a la fabricación y comercialización de fragancias para la industria cosmética, de perfumería fina, aromatización y limpieza, presente en el mercado argentino hace más de 20 años, y en México desde 2020.

En 2019, la firma se sumó a la transformación digital lanzando Be-e para potenciar la venta de fragancias a través del eCommerce, una forma innovadora de comercializar un producto industrial a emprendedores más chicos, que no podían acceder a productos de alta calidad.

Se convirtió en “la primera marca en la Argentina que vende esencias concentradas a través de ese canal”, remarcó Valeria Henn, fundadora y socia gerente de Be-e. Y agregó: “Digitalizar nuestro trabajo nos permite vender esencias aromáticas desde nuestra web y estar con contacto permanente con emprendedores de todo el país”.


FuenteNoticias 24

Consultar

Si te gustó esta nota, compartila.