¿Cómo mejorar la competitividad empresarial con las nuevas tecnologías?

Como tecnologías disruptivas se conoce a toda la innovación que conduce a la creación de nuevos productos y servicios. Por ser herramientas novedosas, son empleadas por las empresas para sus gestiones de negocios.

Las organizaciones buscan potenciar su éxito. Para ello, hacen uso de éstos mecanismos que ayuden a la gestión de los datos para maximizar la eficiencia de sus productos o servicios, impactando en la capacidad de oferta, la interacción con los clientes, la comunicación, la logística y las cadenas de suministro.

Algunos de los sistemas disruptivos más conocidos son blockchain, las plataformas de almacenamiento de datos, streaming y el aprendizaje automático. La convergencia de varias tecnologías tiene su aspecto positivo, entre las que se destaca la interacción que ocurre entre ellas para lograr el adecuado aprovechamiento que se le da a los datos.

Visión a futuro de las tecnologías disruptivas

Algunos de las ventajas que se podrán apreciar a futuro con la implantación de los novedosos sistemas se encuentran:

  • Fomenta que los usuarios consuman tecnología y  se comporten como partners tecnológicos, ya que las máquinas tienen un comportamiento a la par de los humanos.
  • El sistema de almacenamiento por bloques con el que trabaja Blockchain ayuda a que las cadenas de suministro sean más eficientes.
  • Internet de las Cosas se estrecha más con la vida cotidiana, ya que se gestionarán ecosistemas más amplios que incluyan la salud y la seguridad.
  • Las organizaciones tendrán un mayor compromiso con la cadena de datos y los integran a su estrategia analítica.

¿Cómo incentivar la innovación en las organizaciones?

Los departamentos  de una empresa pueden estimular la innovación en sencillos pasos. El recurso humano es una pieza clave para la generación de productos y servicios. También, al fomentar la lluvia de ideas, la recompensa es clave. Como parte de los proyectos es válido incluir soluciones a problemas existentes. Cuando se logra un producto beta es importante obtener un feedback para mejorarlo.

Por tanto, la tecnología disruptiva es un mecanismo para revolucionar la forma en que nos comportamos con la tecnología. En el caso de las organizaciones, estos avances tienen la capacidad de obtener informaciones completas que se traducen en importantes ingresos, a partir de proporcionar mejoras a productos, bienes y servicios, a clientes, socios y proveedores.

Related Posts